Proceso de trabajo

En el momento en que recibimos un encargo de traducción le ofreceremos al cliente una atención personalizada por parte de uno de nuestros coordinadores para facilitar el proceso. Éste se encargará de analizar la dificultad y asignarle el trabajo al traductor con la combinación de idiomas requerida para la traducción y según su experiencia y especialización.

Una vez finalizada la traducción se procederá a la revisión del texto para evitar posibles errores ortográficos así como terminológicos con el fin de poder entregarle a nuestro cliente una traducción de máxima calidad.

Los trabajos de larga extensión serán asignados siempre al mismo coordinador para así poder mantener la coherencia terminológica y el estilo.